INNOVACIÓN, NUEVOS PRODUCTOS, DESTILERÍA

La era del envase sostenible

La era del envase sostenible.

Según señala Greenpeace, en los últimos 10 años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad. Los efectos que la generación de residuos plásticos y también el impacto que la producción continua de bienes desechables supone sobre nuestros ecosistemas son devastadores. Por este motivo, cada vez son más las compañías que entienden la necesidad de trabajar con una producción que evite el despilfarro y que potencie al máximo la sostenibilidad en envases. Los envases sostenibles son el ejemplo perfecto de solución para quienes buscan reducir al máximo su huella ecológica.

Y no solo las empresas, sino que los consumidores y las instituciones están promoviendo normativas y recomendaciones como los que recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), que señala en su punto número 12 la producción y el consumo responsables como metas fundamentales a lograr antes de 2030. Bajo ese paraguas, son muchos los países que en todo el mundo se han decidido a regular durante los próximos años la sustitución de envases tradicionales por envases sostenibles.

 

Envases sostenibles: un reto del presente.

La situación de emergencia climática es ya una realidad y la apuesta por la sostenibilidad una necesidad que en ESTAL tenemos clara desde hace años. Por eso, y por la importancia que tiene para nosotros el diseño, nuestro equipo ha trabajado con varios materiales y líneas hasta conseguir WILD GLASS, el nuevo color en vidrio 100% reciclado que fue premiado en los LuxePack Green Awards del pasado octubre de 2019.

Una de sus características más destacables, además de su espectacular color natural e imperfecto, es que el 100% del vidrio Wild Glass es reciclado PCR, es decir, Post Consumer Recycled Glass. En ESTAL somos pioneros en la producción de este tipo de envase sostenible, que aporta una ventaja diferencial fundamental al minimizar el impacto ecológico de su producción.

El elemento clave de la sostenibilidad en envases se suma a un color único, pues sus tolerancias son superiores a las de un color corriente. El resultado es un diseño orgánico y auténtico, muy similar al del vidrio manual, pero con todas las características del vidrio automático.

Además, la eficiencia es uno de los pilares principales para la sostenibilidad ecológica y por eso, Wild Glass no descarta botellas con imperfecciones estéticas, lo que lo convierte en mucho más eficiente.

Por todo esto, Wild Glass es el mejor ejemplo de la apuesta que desde ESTAL hacemos por producir envases realmente sostenibles.

 

El color que pierde el mar.

La era del envase sostenible está aquí. Porque la naturaleza lo reclama, porque nuestra supervivencia y la de la mayoría de las especies que habitan el planeta dependen de lo que hagamos en los próximos años. Contemplar el mar debería continuar siendo una actividad que nos conecte con la belleza de nuestro planeta, con el despliegue de colores que la naturaleza posee y generosamente nos regala cada día. Pero a día de hoy, nuestros mares son un lugar donde se pierde día a día el color original.

Apostar por la sostenibilidad y encontrar la forma de revertir nuestros errores nos permitirá seguir disfrutando de la belleza de nuestro planeta y dejar a las generaciones futuras un hogar en el que vivir disfrutando del entorno sea posible. Un gran ejemplo de filosofía real sostenible nos la ofrece Menegiks Gin.

No te pierdas nuestra comunidad en Instargarm Wild Glass.

 

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Acepto