INNOVACIÓN, NUEVOS PRODUCTOS, VINOS Y ESPUMOSOS

Botellas de vino que cambiaron destinos

 

El halo que envuelve el vino no es algo que haya surgido ahora. Sí que es cierto que, cada vez más, todo lo que tiene que ver con él se vincula a nuestra vida y a los espacios más diversos, como la cultura, la gastronomía, o el compartir momentos inolvidables. Una botella de vino puede ser el regalo perfecto a la vuelta de un viaje o servir para rememorar paisajes visitados, celebrar reencuentros y festejar los momentos más destacables de una vida.

Quizás sea por eso por lo que en el mundo de la cultura, el vino se ha convertido en un elemento de culto. Hoy hacemos un homenaje a la botella de vino y a su presencia en la obra y la vida de pintores y escritores conocidos, visitando también algunos momentos en los que una botella de vino cambió el destino de algunos personajes en el cine.

 

Cambiar el destino de los personajes

Difícilmente una botella de vino ha cambiado nunca tanto el destino de un personaje como lo hizo con Vizzini en ‘La princesa prometida’. El inteligente jefe siciliano de la banda que secuestra a la princesa en esta película se bate en un duelo de inteligencia con el temido Pirata Roberts, en una ruleta rusa de copas envenenadas. Para no destripar nada, te recomendamos ver la película si es que todavía no lo has hecho o revisitarla cualquier día. Es de esas cintas que vale la pena volver a disfrutar, porque dejan siempre un buen sabor de boca.

Con un tono totalmente distinto, la oscarizada película danesa ‘El festín de Babette’ muestra cómo compartir el placer de un gran banquete se convierte en un acto amoroso y de generosidad. La sensualidad y el goce de los personajes, que disfrutan del ágape con una botella de vino para cada plato, son extraordinarios. La aparente simplicidad de esta película es solo eso, aparente, pues nos deja mensajes reflexivos, inteligentes y esperanzadores. El festín de Babette transforma la manera de ver y vivir la vida de varios de los personajes de esta película y les ofrece un nuevo destino más allá del puritanismo y la contención.

 

Las botellas de vino de Edward Hopper y Giorgio Morandi

Y en otros campos del arte, Edward Hopper, que no es muy conocido por sus bodegones al inicio de su carrera, se atrevió a plasmar alguna naturaleza muerta cuyo elemento principal eran botellas de vino. El pintor que mejor ha sabido retratar la soledad de la América del s. XX en sus numerosas y homenajeadas obras, muestra la silueta solitaria de una sencilla botella de vino en Bodegón con botella de vino y vaso, una obra iniciática del año 1899. No sabemos si esa personal manera de mostrar la desnudez y la soledad de los elementos del bodegón le inspiró como referencia en sus obras posteriores.

Al que sí imaginamos en su estudio rodeado de botellas de vino, vasos y jarrones para recrearlos en sus lienzos es a Giorgio Morandi. Este pintor italiano nacido en Bolonia destacó por su capacidad de dar vida a los objetos en sus composiciones de tonos personalísimos, que muestran objetos totalmente aislados y aparentemente apartados de cualquier intervención humana. Si las botellas de vino han podido marcar el destino de un artista, Giorgio Morandi es un firme candidato al premio. Su obra es recordada entre los amantes de la pintura justamente por esa combinación de siluetas de botella y elementos cotidianos.

 

El vino inspirador y fuente de alegría

Y para terminar este repaso a las botellas de vino en el mundo del arte y cómo cambiaron el destino de algunos de sus protagonistas, recordaremos la ‘Oda al vino’ de Pablo Neruda, en la que glosa sus bondades y afirma:

‘El vino
mueve la primavera,
crece como una planta la alegría…’

O las palabras de Ernest Hemingway: ‘en Europa tomamos el vino como una cosa sana y normal como la comida, y además como un gran dispensador de alegría, bienestar y felicidad’. Y es que en materia literaria, el vino también ha tenido y sigue teniendo un protagonismo excepcional, tanto fuera como dentro de las obras de los más conocidos escritores.

 

 

En ESTAL amamos el mundo del vino y llevamos más de 25 años creando botellas que enriquecen la imagen de marca de las mejores bodegas. Te invitamos a conocer la colección Sommelier, de una elegancia y simplicidad única, y a contactar con nosotros si tienes un proyecto en mente y quieres que te acompañemos en él de principio a fin.

 

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Acepto